Tu mente va a donde tus hábitos desean

Tu mente va a donde tus hábitos desean

  • Categoría de la entrada:Sin categorizar

Sesha: Vuelves a los objetos diferenciados por gusto a ellos, si no, no volverías. El día en que estés sumergido en tu silencio interior y aparezca la opción de dejarte morir disolviéndote en ello, entonces sabrás si realmente lo que quieres es buscar el Ser y no la diferenciación. Actualmente la meditación no es una prioridad en ti, es parte importante de tu mundo, pero no la fundamental; necesitas aún respirar a través de tu yo, quieras o no.

Tienes que aprender a acompasar todos tus mundos, no a negarlos ni a destruirlos; inicialmente basta aceptarlos. Tus hábitos mentales te llevarán a pensamientos específicos, tal como a un alcohólico lo arrastra el pensamiento del alcohol. Tu mente va a donde tus hábitos desean que vaya y se mete en los marrones que tú quieres que se meta. Nadie te ha obligado a pensar; lo haces por gusto o desesperación, según sean tus hábitos mentales, para el caso son lo mismo.

Lo que te lleva a ver el mundo en tu forma peculiar son los hábitos. El hábito te hace pensar y reaccionar según formas preestablecidas.

Estudiante: Pero al final nadie te lleva a ser parte de ese juego, ¿no?

Sesha: Sí y no. De no querer hacer parte del juego no estarías en él, pero deberías tener las suficientes agallas para permanecer siempre atento. Pero hay una parte en ti que quiere salir y otra que no, estás cómodo viviendo así.