Recordar

Recordar

  • Categoría de la entrada:Sin categorizar

Estudiantes: Algunos dicen: «recordar es volver a vivir».

Sesha: Recordar es añorar lo que en el presente no logras.

Estudiante: Has afirmado en más de una ocasión que «el ser humano está agotado de pensar y recordar», pero ¿sabes tú cuál es el remedio efectivo y preciso para abandonar los pensamientos imperiosos e invasivos?

Sesha: El camino es reconfigurar los vicios que cognitivamente hemos gestado en razón de una incorrecta educación. Cuando observamos el mundo debemos proyectar la atención hasta los objetos de sensación y desde allí conocer. Cuando desconectamos los sentidos se requiere atrapar la atención en el perceptor y desalojar todo contenido mental.

Estudiante: Comentas que «Los objetos existen por sí mismos, sin que sea necesario recordarlos», pero ¿no hay ningún fenómeno que posea existencia inherente? ¿Toda existencia es interdependiente?

Sesha: La existencia no es solitaria ni surge independientemente del entorno donde se desarrolla. La existencia misma es el gran secreto, el supremo arcano. Ser «todo» lo existente es la solución final que nos permite comprendernos.

Estudiante: No entiendo qué son las simetrías externas en tu frase: «Los juegos de recordar nos llevan al mundo interno desde simetrías externas».

Sesha: Son formas de representación de acciones varias en las que se manifiesta la misma esencia de quien las realiza. Es la invariabilidad del sujeto en diversas actividades y reacciones externas.

Estudiante: Recordar y creer que recuerdas, ¿no es lo mismo?

Sesha: En querer recordar hay un tipo de intencionalidad que lleva a una meta específica: recordar; en simplemente recordar puede no haber una meta tácita. Comprenderse constantemente no es rememorar tu historia, sino ser consciente a todo momento de ti, es decir, atender lo que el presente te muestra.