La meditación Advaita es un modelo teórico-práctico que desarrolla a profundidad ideas asociadas a la atención y a la conciencia. Ofrece un puente práctico que permite gestionar la mente y con ello el comportamiento personal. Resuelve de forma clara y profunda las grandes dudas filosóficas, religiosas y psicológicas. Muestra de manera simple un medio de vida ordenado basado en la presencia constante en el aquí y el ahora.

El Vedanta Advaita posee una antigüedad que se remonta a la interpretación de los primeros textos sagrados de la tradición hindú. Sesha ha retomado el ancestral conocimiento de la meditación adaptándolo con sencillez al pensamiento actual. La meditación Advaita, gracias a su profundidad, ofrece un importante aporte a prácticas ya conocidas como el Vipassana, el Budismo, el Zen, el Mindfulness o incluso el yoga o las artes marciales.

La meditación Advaita no confronta ningún otro sistema meditativo, al contrario, lo completa e integra, haciendo variadas aportaciones sin que el practicante deba renunciar al método meditativo que previamente ha escogido. El Advaita sostiene su condición teórica en un planteamiento cognitivo y no desarrolla planteamientos morales basados en algún tipo de ritual, razón por la cual su enseñanza no contradice las prácticas que otras tradiciones realizan.

Beneficios de la Meditación Advaita

La meditación ofrece múltiples beneficios a quien la practica; indicaremos algunos de ellos:

  • Permite estar completamente atento a las acciones que cotidianamente realizamos.
  • Mayor comprensión sobre los procesos cognitivos que acontecen en la mente.
  • Mejora la asertividad de las personas, ayudando a tomar mejores decisiones.
  • Mejora el rendimiento y la eficiencia del practicante en cualquier actividad que realice.
  • Afianza y relaja el sistema nervioso, disminuyendo el estrés que normalmente acompaña a la acción.