La No-dualidad siempre está

La No-dualidad siempre está

  • Categoría de la entrada:Sin categorizar

Todo el mundo puede entrar en Concentración, al igual que todo el mundo podría interpretar correctamente un violín o memorizar un libro. Si permites aflorar en ti las condiciones mentales apropiadas, la No-dualidad se revelará. La No-dualidad no es algo que aparezca, siempre está, pero se advierte en quien su mente está dispuesta. Nota que de día siempre el sol está sobre el firmamento pero, en ocasiones, por la niebla o las nubes, no se lo puede observar con claridad. Cuando las nubes o la niebla se desvanecen hablas coloquialmente diciendo: «el sol salió», pero no es así, el sol siempre ha estado, pero las condiciones atmosféricas impedían verlo. Con la mente es igual: cuando las variables mentales que inducen sentido de fraccionamiento cesan, entonces la conciencia asume un rol no-diferente que en esencia es su naturaleza primordial.

La fracción de realidad que el ser humano promedio conoce puede definirse con palabras, pero la realidad más allá de todo vocablo permanece aún por descubrir. Los mundos de la percepción simultánea son verdades mayúsculas con las que la mente humana aún no se topa. El lenguaje apenas roza la esencia del amor o del saber. Poetas y científicos usan las matemáticas o el idioma para tratar de llegar más allá de toda comprensión racional. Pero ni el número ni las palabras logran catapultarnos a la esencia del universo No-dual, donde la ausencia de fronteras y la vivencia de la conciencia como un continuo son los cánones de la nueva cognición.

Cuando descubras parte de los tesoros que esconde la simpleza de un instante te darás cuenta de la inmensidad que reside en cada cosa. El infinito ya no será una abstracción sino la presencia amiga en la que tú mismo te conviertes.