La necesidad de un maestro

La necesidad de un maestro

Estudiante: He oído decir a varios maestros advaitines que parte del problema fundamental del ser humano es el de percibirnos incompletos. Y la completura ¿sería el sentir, la cognición correcta, la realización de la No-dualidad?

Sesha: La mayoría de los maestros advaitines buscan crear modelos cognitivos que expliquen sus propias percepciones. Desafortunadamente el lenguaje suele ser muy sesgado y llegan a usar palabras que muchas veces no definen correctamente la esencia de sus experiencias personales.

Cuando despiertas de un sueño puedes confirmar que el universo que ha desaparecido fue real pero que no hace parte ahora del mundo que experimentas. Sin embargo, dicha afirmación tiene algo de verdadero y algo de falso. Desde la perspectiva de quien escucha desde la dualidad, el discurso No-dual es como una extraña yuxtaposición de extremos. Sin embargo, no se requiere el anularlos, sino aprender a experimentarlos simultáneamente; de ahí sí viene una nueva claridad en el lenguaje y en la enseñanza.

Estudiante: Cómo encuentro mi maestro si vivo en un lugar donde la filosofía Advaita se desconoce?

Sesha: Tu maestro ha de considerarse como una guía, y por lo tanto él puede llegar a ser un libro, un lugar o también una persona. No debes filosofar, sino atender. La naturaleza es un excelente campo para hacerlo. Reflexión y contemplación, he aquí lo que forja la mente de los discípulos.

Estudiante: Quiero preguntar sobre la necesidad ineludible o no de un guru o maestro. Algunos dicen que “eso es cosa de antes”. Otros dicen que siempre hace falta… ¿Podrías darme tu opinión al respecto?

Sesha: Es normal tener que buscar una guía cuando no se conoce un ambiente en el cual quieres desarrollar una actividad. Dependiendo del grado de discernimiento puedes tener la necesidad de un maestro físico o en su defecto de que tu propia capacidad discernitiva te pueda guiar de forma clara por tu mundo interior. Hoy en día es difícil estar listo para viajar en un camino de forma solitaria.