La materia mental

La materia mental

  • Categoría de la entrada:Sin categorizar

La materia mental está en incesante movimiento, su actividad denodada posee una velocidad inmensa. El movimiento constante de chitta se denomina manas y la quietud del chitta se denomina budhi. Hay duda e inquietud mental mientras actúa manas, y se advierte como budhi, cognición, aprendizaje y conocimiento cuando la materia mental adopta un nombre o una forma previa y momentáneamente se detiene.

Chitta tiene otro aspecto, y es el de la materia mental que fluye y a la que conscientemente no suele haber acceso. Se asemeja a las inmensas cantidades de agua que conforman las profundidades del mar. Allí, en dichas profundidades, chitta asume el rol de memoria a largo plazo o inconsciente, es decir, el conjunto de memoria a la cual normalmente no se accede de forma voluntaria.

Chitta tiene la capacidad de recordar la infinidad de nombres y formas. Es un insondable mar de informaciones que fluyen a la superficie consciente adoptando los límites de informaciones previamente conocidas. La esencialidad de chitta es recordar, impedir que las conformaciones que asume se olviden; por esta razón chitta se asimila a la memoria pero, finalmente, es tan solo materia mental dispuesta a conformarse en nombres y formas previamente establecidas. El que chitta asuma fundamentalmente un tipo de forma o nombre se debe a los hábitos, circunstancia que favorece por refuerzo la aparición a la conciencia de informaciones específicas y comunes.