La ausencia de actividad egoica

La ausencia de actividad egoica

  • Categoría de la entrada:Sin categorizar

Sesha: ¿Te es claro el deseo de conducir un coche, o la necesidad de hacerlo?

Estudiante: Por supuesto.

Sesha: Muy bien. Sin embargo, en ocasiones, mientras te encuentras absorto en la conducción eres capaz de permanecer tan atento que te olvidas de ti mismo, ¿te ha ocurrido?

Estudiante: Sí, no es común pero me ha ocurrido conducir concentrado sin darme cuenta que lo hago.

Sesha: Por ello, cuando estás atento, te es posible conducir sin hacerlo a título personal. Nunca tus sentidos se apartan de la acción que realizas, pero no contempla el hecho de notar que tú eres quien conduce; simplemente tu cuerpo y tu cerebro reaccionan ante el paisaje o la sinuosidad de la carretera sin que debas reaccionar impelido por la voluntad.

Estudiante: Es verdad…, en esos momentos no soy consciente de mi propia actividad individual, aunque evidentemente sí la realizo…

Sesha: La eficiencia que logras al conducir concentrado, tal como te ha ocurrido en esos momentos, suele incluso ser mayor a otros momentos donde también conduces. El hecho de reaccionar sin sentido de “yo” te permite ser mucho más eficiente en la conducción. Verdaderamente, la ausencia de la actividad yoica en cualquier disciplina imprime un sesgo de eficiencia superior.