La Atención en el sueño

La Atención en el sueño

Mientras se duerme hay sujeto y objeto, tal como ocurre en la vigilia. La información del campo cerrado suele provenir mayormente del inconsciente, a tal punto que el sujeto mismo es una construcción completamente involuntaria, aunque se manifieste mediante un sueño lúcido.

En el sueño, el sujeto atiende alternativamente los objetos oníricos y a sí mismo de forma secuencial y fugaz, tal como acontece en la vigilia. La Atención pasa raudamente de sujeto a objeto y luego al revés. Imagina agua en ebullición en una olla. Supón que los bordes metálicos de la olla son el sujeto y el espacio superficial de agua los objetos. Colocamos entonces allí una bola que resista el calor pero de poco peso. Se notará que la bola choca constantemente contra las paredes donde rebotará cada vez y buscará otro nuevo borde debido a la agitación del agua hirviendo. Así es la Atención en el mundo onírico: cambiante de objeto a sujeto, fugaz y momentánea.

Es tan puntual y momentánea la localización de la Atención en un campo cerrado, que tan solo podemos conocer los objetos y definirlos mediante un «nombre» o una «forma». Los registramos en la memoria como un evento al que relacionamos con otro mediante categorías y cualidades diversas. La Atención es tan esporádica que la mente únicamente puede construir pensamientos dialécticos, emociones, sentimientos y pasiones. El ser humano, mientras está dormido o despierto, funciona con una Atención alternante con la que interpreta el mundo a través de estados emocionales o racionales. Fraccionamos tanto la realidad que solo podemos construir «nombres» y representar la cognición mediante «formas» delimitadas, por lo que acabamos interpretando el mundo como algo impermanente y carente de estabilidad.

Intenta, mientras duermes, percibir un campo de cognición cualquiera y mantén tu Atención firme en él, sin que sus fronteras varíen, sin que entre o salga información de él. Seguro explotará tu cabeza antes de poder lograrlo. Igualmente te explotará si intentas hacerlo en vigilia, pues la mente dual por definición está en agitación constante, las fronteras del campo están en incesante movimiento, como el borde del mar cuando se dibuja en la playa.

La Atención en el sueño se deslizará alternada de objeto a sujeto todo el tiempo, al igual que en vigilia. La distribución de Atención Dual es similar tanto para el hecho de estar despiertos como para el de estar dormidos. La única diferencia entre ambos estados es el limitante de Causalidad. En el Sueño la información no es Causal, no construimos campos de cognición basados en la Causalidad, mientras que en vigilia solo podemos conocer aquello que tenga historia y mantenga una flecha de tiempo en dirección exclusiva al futuro.