La actitud en la acción

La actitud en la acción

  • Categoría de la entrada:Sin categorizar

La acción es importante porque es la expresión más eficiente con la cual podemos situarnos de manera correcta ante la naturaleza. Tenemos un compromiso por el hecho de estar vivos. La acción es la manera en que pagamos ese compromiso ante la naturaleza. De no actuar no se justificaría la vida, no se justificaría el compromiso de la convivencia entre las personas. Por lo tanto, tenemos que movernos y actuar; este compromiso de vida se da a través de la acción. Sin embargo, debemos aprender a realizar la acción con destreza, con discernimiento, con rectitud.

La actitud más diestra y definida que hay respecto del actuar, es realizar la acción sin que exista el más mínimo retazo del hacedor; es decir, hay que retirar el sentido de propiedad de la acción. Sin embargo, existe otra opción aún más libre, que tiene que ver con retirar el sentido de ser poseedor del conocimiento, es decir, de la acción mental. He ahí, entonces, que existe una forma clara de actuar en el mundo externo y en el mundo interno. Cuando erradicas el sentido de yoidad de la acción y del saber, entonces logras la libertad.