Estar pensando

Estar pensando

  • Categoría de la entrada:Sin categorizar

El Advaita, desde milenios, ha considerado que los pensamientos son fracciones que se enlazan secuencialmente. De manera gráfica, son como cuentas de collar seguidas unas a otras por nudos de la cuerda que las sostiene.

En occidente se considera la actividad mental similar al agua que corre por el cauce de un río, de modo que un pensamiento va “pegado” al siguiente tal como una gota de agua respecto a la siguiente. En oriente se afirma que la actividad mental se parece a las gotas que caen diferentes una tras otra en forma de lluvia. Para saber quién tiene la razón basta probar cuál modelo es el correcto. Simplemente advierta claramente cuándo está pensando y notará instantáneamente que el pensamiento se diluye. Seguramente aparecerá inmediatamente otro, pero si logra mantener la misma sorpresa con la que notó al pensamiento diluirse, entonces advertirá un espacio vacío de contenidos mentales antes del inicio de una nueva agitación mental en forma de fantasía o imaginación. Queda la atención iluminando la ausencia de todo contenido mental.

Pensamiento es cualquier tipo de agitación mental. Denominamos mente a la facultad sutil cuya representación física es el cerebro junto con el sistema nervioso. Así, cuando hablamos de conocer un objeto externo, reconocer una idea, simplemente hablamos de la específica relación del objeto externo, el sentido físico que lo detecta y la mente-cerebro que procesa y conoce la información.

La psicología occidental no entra al análisis sustancial de la mente ni produce modelo alguno que intente describirla. Simplemente la clasifica como pensamientos, sentimientos, emociones y pasiones. Nosotros, desde el Advaita, podemos clasificar para nuestro estudio a las cuatro anteriores como fantasía e imaginación.