Empatizar con hábitos ajenos

Empatizar con hábitos ajenos

  • Categoría de la entrada:Sin categorizar

Estudiante: ¿Qué podemos hacer para que los hábitos negativos de otras personas no nos afecten quitándonos la paz?

Sesha: Empatizar con hábitos ajenos puede considerarse un hábito más, y en este sentido cabe aplicar la misma medida que con cualquier otro hábito, es decir, no alimentarlo. Es hasta cierto punto normal que se desarrolle un nivel de empatía por el sufrimiento, por ejemplo, de un hijo; así, si sufre el hijo sufren los padres. Lo que ya no es tan frecuente, pero también ocurre, es que haya personas con una especial sensibilidad por ejemplo por los hospitales, de los que salen incluso físicamente afectadas, o por los cementerios, o por determinadas personas, cuya compañía termina afectándolas incluso hasta llevarlas a desarrollar una enfermedad. La solución, en todos estos casos y en la abrumadora variedad de ellos que pueda presentarse, es siempre la misma: toca situarse en una perspectiva en la que los hábitos no se alimenten, y el único lugar en el que no se alimentan es el presente. Desde ahí se consigue que los hábitos no prosperen a samskaras y, de forma añadida, que si lo que se presentan son precisamente samskaras, estos terminen autoconsumiéndose. La solución es siempre un tipo de cognición apropiada y correcta.