El Saksim no tiene sentido de yoidad

El Saksim no tiene sentido de yoidad

  • Categoría de la entrada:Sin categorizar

En el estado de concentración interior, los contenidos mentales aparecen fluyendo exclusivamente en un ambiente temporal asociado al Presente, en forma de “aquí y ahora” no diferenciado y continuo. No se evidencia Causalidad (Karma) debido a que el Saksim que allí actúa no tiene sentido de yoidad. Conoce sin sentirse actor, y al hacerlo, no se liga a la acción que realiza. El Saksim no se reconoce a sí mismo actuando, por lo tanto no existe en él sentido de fruto por la acción. El Saksim no se reconoce como un devenir histórico sino como una masa de cognición que Sabe y Sabe que Sabe. Toda decisión intelectiva emerge espontáneamente sin ser teñida por ningún tipo de yoidad. Cualquier contenido mental que aparece es reconocido como no-diferente de quien lo conoce. Cualquier contenido externo que aparece es reconocido por la mente, mas no es interpretado por ella. La mente actúa continuamente en forma de Budhi1 y no como una alternancia de Manas1.

No existe un contenido cognitivo interno al que pueda el Saksim relacionarse en forma Total ni Particular. La franja de diferenciación entre Objeto interno y Saksim es inexistente. Quien conoce, no diferencia entre él y lo conocido. Los pensamientos, tal cual como se conocen cotidianamente, son inexistentes. La franja de diferenciación Espacial es inexistente en este estado de conciencia.

1Budhi es la parte del Antakarana -Vehículo Interno o mente- que tiene como función servir de asiento a la conciencia individual, o Chidaabasa. Mientras la mente adopta la forma de Budhi, impera el acto de Saber; mientras impera Manas, actúa en forma de duda, de movimiento mental, también denominado raciocinio.