El hecho de sentirte actor es una acción más

El hecho de sentirte actor es una acción más

  • Categoría de la entrada:Sin categorizar

Despójate de la creencia de que tú eres el motor que impulsa a la acción a manifestarse. Las presunciones, tanto de que las decisiones operan desde tu propia identidad, como la de la aparente continuidad de ésta, son falsas. Finalmente, desde la perspectiva de una cognición dual, tu apreciación de yoidad se parece a una película de cine que se advierte continua y cuyos actores nunca deciden por sí mismos mientras las escenas se proyectan.

No existe actor que engendre la acción. El hecho de sentirte actor es una acción más. La acción fluye independiente de tu “yo”; tú mismo, como “yo”, eres una conformación ideal originada por el sólo y único impulso del karma pasado. Tú no posees libertad de realizar actos creativos a voluntad; tú no eres el sentido de “yo” que habita en tu mente: tú eres conciencia, eres comprensión pura, más allá de la mente y de cualquier pensamiento o sentimiento. Asumir que tú creas la acción es similar a pensar que en su sueño los personajes soñados hacen acciones por ellos mismos, o que un reflejo en el espejo tiene vida. Tu única voluntad personal estriba en la creencia de poder identificarte o no con el acto que realizas. Tu libertad, digámoslo una vez más, reside en identificarte o no con la acción que ejecutas.