El estado No-dual no nace desde la dualidad sujeto-objeto

El estado No-dual no nace desde la dualidad sujeto-objeto

  • Categoría de la entrada:Sin categorizar

El estado No-dual es el sostén de la dualidad, de igual manera que el espacio es el sostén de los volúmenes y no los volúmenes el sostén del espacio. De esta misma forma la Conciencia No-dual es el sustento, es la base sobre la cual se puede experimentar el mundo dual a través de la conciencia individual.

Cuando tú falsamente percibes una serpiente en vez de observar una soga, podrás notar que la serpiente existe solamente en tu mente. Sin embargo, la sustancia de la serpiente no es la serpiente misma, es la soga. Si tratas de plantear la raíz de su existencia llegarás inexorablemente al símil de qué fue primero: el huevo o la gallina. De esta manera algo inexistente como la serpiente se convierte en algo sin comienzo ni fin, sin límite.

Así mismo, existe un sustrato de la serpiente que es la soga. La soga al no percibirse, aunque sea el sostén y la sustancia esencial que sostiene la serpiente no se detecta mientras la ilusión de ver una serpiente se experimente. De igual manera, la condición No-dual es el sustento de la condición dual. La No-dualidad no es que nazca de la dualidad. La No-dualidad es el estado real de la existencia. La dualidad sólo existe a los ojos de un sujeto que se recuerda históricamente. Dualidad y No-dualidad se intersectan pero no coexisten, al igual que la soga y la serpiente.