El esfuerzo no te lleva a ningún sitio

El esfuerzo no te lleva a ningún sitio

  • Categoría de la entrada:Dharma

Estudiante: He tratado de conseguir una oración de contemplación por años; 12 años después no puedo decir que lo he logrado… ahora voy por el camino de la meditación y no paro de dejar de pensar… me cuesta demasiado… ¿cómo llego a la gracia si el único camino que conozco es el del esfuerzo?

Sesha: El esfuerzo no te lleva a ningún sitio. El camino que sigues no lleva a nada estable. El esfuerzo y la disciplina no se requieren para atender, ni para amar ni comprender. Tu carácter obsesivo no aporta una salida coherente. La gracia no se revela en un devoto que se esfuerza sino en uno que se entrega.

Estudiante: ¿Es necesaria la presencia de un maestro para que la Divinidad otorgue la gracia?

Sesha: La gracia es tan solo la aceptación de la propia entrega total, del sentido de esclavitud completo hacia el amado. No lo otorga el amado, pero libera al amador de reconocerse diferente de ello.

Estudiante: ¿Es importante vivir a los pies de algún maestro para establecerse en el camino del Dharma?… a veces siento unas ganas inmensas de vivir un tiempo en un ashram… llevo una vida simple junto a mi familia, pero hay veces que siento un intenso llamado que me perturba y me produce ahogo…

Sesha: Tu nivel de entrega depende de la madurez de tu devoción. Has de saber que la vida se encargará de otorgarte un maestro cuando estés listo. Un maestro será quien haya visto y experimentado a la divinidad; ningún otro estará realmente en capacidad de enseñarte.

Observa y siente a tu familia como expresión pura de la divinidad, eso te hará más llevadera la espera.