Discernimiento

Discernimiento

  • Categoría de la entrada:Sin categorizar

Existe un tercer rango de la comprensión que no es ni racional ni intuitivo, que es altamente discriminativo, que permite “inteligibilizar” qué es lo Real (Brahman) y qué es ilusorio (maya). En la tradición hindú se denomina viveka a esta condición discriminativa, y se la define como nitya anitya vastu vivekaha, donde nitya es lo Real, anitya lo irreal-ilusorio, vastu: cosas, viveka: discriminación, “ha”: primera persona, esto es, quien discrimina entre lo Real y lo ilusorio.

Esta condición discriminativa excepcional florece cada tanto en el firmamento de la existencia humana y opera en algunas personas que aprendieron a reaccionar con todos sus sistemas ante un presente que acontece y no ante un presente inventado, circunstancia que con el tiempo forjó dicha modalidad de comprensión.

Así pues, para lograr viveka basta reaccionar de manera natural y constante ante el presente que acontece y hacerlo con todos los sistemas: cuerpo, sentidos, prana y mente. Esa reacción natural ante los eventos que acontecen en el presente permite saturarse de la propia naturaleza de los objetos de una manera que no se puede aprehender bajo ninguna otra condición.

¿Qué es discernir? Es estar atentos. Atentos a lo que está aconteciendo. Es estar en el presente y reaccionar de manera natural a él, sin inventárselo ni reaccionar ante lo inventado. La comprensión que deviene de esos instantes va afianzando viveka hasta que llega un día donde termina siendo posible representar cualquier condición de la vida bajo la luz de un discernimiento que permite afirmar que Brahman es Real y maya es ilusorio con la misma nitidez con la que se afirma que llueve, tengo hambre o cualquier otra circunstancia.