Continuidad en la Observación Interior

Continuidad en la Observación Interior

  • Categoría de la entrada:Sin categorizar

La más maravillosa experiencia interior tiene que ver con la estabilidad, sin cambio alguno, del vacío interior.

Según sea la persona que haya profundizado en la Observación Interior es posible, posteriormente, describir la experiencia vivida como de una profunda paz, un intenso descanso, un inmenso vacío o algo similar, siempre asociado a un elemento difícil de describir y a la vez grato. La experiencia de la Observación Interior siempre es benévola. El hecho de que el vacío de pensamiento permanezca de forma idéntica lleva a una nueva experiencia cognitiva novedosa basada justamente en su continuidad.

En la Observación Interna, la mente-cerebro empieza a funcionar con nuevos recursos operativos. Gracias a ello es posible pasar de una operatividad secuencial al inicio de una continua. La Observación Interior es la primera y más básica modalidad de percepción continua; allí el vacío de contenidos mentales se experimenta como un fluir continuo de nada.

En los estados de Observación, Concentración y Meditación la mente-cerebro inicia un viaje que llevará al descubrimiento de lo Real gracias a una fluidez de funcionamiento que transporta a percepciones estables y continuas.