Aquietar el pensar

Aquietar el pensar

  • Categoría de la entrada:Sin categorizar

Estudiante: Mi mente estuvo dando vueltas a tus conceptos y me generó dudas en relación a la observación de los pensamientos, como concepto primario de ese lugar que sólo observa y que algunos lo consideran como el propio pensamiento observador. Sea lo que sea: pensamiento primario, el yo soy, el constructor, la consciencia o como gusten, en mí es la llave inglesa que afloja la tuerca del propio pensamiento y es lo más estable que aún conozco. Eso disuelve la inquietud mental abriendo espacio al presente, dándome sosiego y la certeza de una experiencia correcta. Quizás ese estado sea también transcendido más adelante, pero lo que es seguro es que disuelve la duda porque aquieta el pensar…

Sesha: Efectivamente, la atención dispuesta al propio perceptor es el medio adecuado para crear un nuevo paradigma cognitivo. De esta manera se desaloja todo contenido mental y la mente queda dispuesta a trasladarse a los terrenos propios de la No-dualidad.

Estudiante: En mis prácticas meditativas los pensamientos más o menos los puedo observar cuando llegan y, efectivamente, se van cuando los observo, pero al poco tiempo de estar en el vacío me llegan la imaginación o la fantasía y vuelve a comenzar el caos. Pienso que mi mente está en ese filo de fantasía o inconsciencia y no sé qué puedo hacer para trabajar ese momento que llega sin darme cuenta.

Sesha: Debes practicar una y otra vez hasta que tu mente reestructure su forma de conocer. Paso a paso, poco a poco, tu mente irá tomando un derrotero correcto. Ni te preocupes ni tengas prisa. Intenta simplemente darte cuenta lo antes posible, mediante tu capacidad de atención, que tu fantasía aparece. Cuando ello ocurra busca integrarte en el propio acto de la vida que en ese momento realizas.