cabecera
Inicio » Publicaciones » Artículos » Vida natural, enero 2007
logo transparente
mancha
English · Français · Português
icono facebook icono twitter

Artículo revista Vida natural, enero 2007

No-dualidad

Represantación de Sankara
Sri Sankaracharya, quien acuñó el termino no-dualidad y compendió sus ideas en el sistema Vedanta Advaita. Aunque vivió tan sólo 33 años, fue el principal exponente de las ancestrales enseñanzas contenidas en los upanishads.

El concepto No-dualidad, es un termino acuñado por la tradición oriental, específicamente por el sistema metafísico Vedanta Advaita 1, cuyo fin esencial es denominar el tipo especial de relación objeto-sujeto que opera en los estados profundos de cognición relacionados con la Concentración 2 y la Meditación 3 .

Occidente y Oriente

Desde la perspectiva occidental, la cognición se estudia únicamente asociada a dos estados de conciencia, denominados respectivamente estado onírico 4 y vigílico 5 . Tanto la ciencia como las diversas artes que Occidente ha desarrollado tienen fundamento en estos dos únicos estados de conciencia.
Desde el nacimiento organizado del pensamiento (estudiado en Occidente por Tales de Mileto en las postrimerías de la tradición griega) hasta nuestros días, el universo interior y externo ha sido reducido al juego e interrelación de objetos y sujetos cuya característica esencial es la diferencia que opera entre ellos, es decir, la eterna dualidad que florece entre el “conocedor” y lo “conocido”.

El Realismo, sistema filosófico que sostiene todo el pensamiento científico occidental, se sustenta en el hecho de que los objetos conocidos existen independientes del observador que los conoce; es decir, ambos, observador y observado son esencialmente diferentes. Esta dualidad que se plantea en nuestra cultura occidental está socavada por los nuevos descubrimientos de la física cuántica, donde se plantea una interacción entre ellos. Dicha interacción modifica lo conocido por el sólo hecho de que el observador interviene en la percepción.

A diferencia del sistema epistemológico dual que Occidente ofrece, la tradición oriental estima la existencia de dos estados adicionales de cognición, en los cuales la relación objeto-sujeto ofrece una exótica condición.

Es a Sankaracharya 6, promulgador del sistema Vedanta Advaita, a quien se le denota como creador del término no-dualidad. Sankaracharya afirmó que, más allá de la cotidiana percepción dual del ser humano cuando éste indaga el universo en vigilia y en sueños, es posible introducirse en una nueva y excepcional percepción en la que es posible experimentar la ausencia de diferencia (es decir, la no-diferenciación) entre sujeto y objeto. Tal cualidad perceptiva no-dual acontece en unos estados superiores de conciencia denominados Concentración, Meditación y Samadhi.7

La practica de la Meditación

La esencia de la Meditación consiste en promover la ausencia de diferencia entre “perceptor” y “percibido”. Para ello es necesario erradicar el sentido del “yo”.

El “yo” o la yoidad, que en Occidente constituye el fundamento de la existencia, debe erradicarse de la cognición. La “yoidad”, o experiencia del “yo”, se refiere al sentido de propiedad, de pertenencia, de autodefinición que opera asociado a todo pensamiento. De esta manera el sentido de “lo mío”, la experiencia de “mi historia” y toda conjugación de cualquier acción que se refiera al pronombre en primera persona, es decir, al “yo”, se obvia, dando paso a una peculiar forma de cognición donde prevalece el acto consciente pero donde no persiste el sentido de yoidad.

Oriente considera al “yo” como un agente momentáneo y virtual que puede relacionarse con los pensamientos y que crea sentido de identidad con ellos. Afirmar “Soy Luís, Pedro o Maria” implica identificarse con la propia historia. Sin embargo, conocerse usando la historia pero sin identificarla con un agente que evoluciona a través del tiempo, implica una reordenación en la cognición de tal modo que quien “conoce “ no se experimenta diferente a lo “conocido”.

Esta única y peculiar forma de cognición no es estudiada por Occidente en sus diversos análisis de la conducta, pues es experimentable exclusivamente cuando la atención se posa ininterrumpidamente en lo que se suele denominar “el Presente”, es decir, en “el aquí y el ahora” o en “lo que está aconteciendo”.

Cuando la atención se posa en el Presente sin que exista identificación o sentido de propiedad o de pertenencia con la acción o con el pensamiento, entonces la cognición “salta” a un nuevo estado de conciencia denominado Concentración 8. Cuando la atención se mantiene nuevamente, y de forma ininterrumpida, en la Concentración, irrumpe inmediatamente el estado de Meditación, que constituye una experiencia intensa y fundamental del practicante meditativo en la cual es posible reconocer la naturaleza esencial del ser humano y del universo y, especialmente, ser consciente de ambos de manera absolutamente simultánea y ubicua.

Conclusión

La no-dualidad es la esencia del pensamiento metafísico oriental. Su descripción permite el conocimiento de la trascendencia del ser humano. Su análisis nos faculta al entendimiento claro y conciso del real ordenamiento de la naturaleza.

La no-dualidad es una exquisita idea que es posible relacionar con la ciencia, el arte, la religión y la filosofía. Es una de esas extrañas pero fundamentales ideas con las que el investigador sincero se encuentra cuando ondea en las profundidades del océano de sí mismo.


1 La traducción sánscrita de este término es un tanto libre, y significa “el fin del conocimiento no-dual”, o también “filosofía final no-dual”.
2 En sánscrito Dharana, concepto acuñado por Patanjali para definir el estado primario o básico de no-dualidad.
3 En sánscrito Dhyana, también acuñado por Patanjali para definir el estado final o estable de no-dualidad.
4 Nos referimos al estado de conciencia de sueño, tipo especial de cognición en el que emergen sujetos y objetos de manera similar a como ocurre mientras se está despierto.
5 Tipo especial de cognición al que nos referimos normalmente para definir la habitual forma de cognición que opera entre objeto y sujeto mientras estamos despiertos en la vida cotidiana.
6 Filósofo indio del siglo VII considerado el más grande pensador de todos los tiempos. Sus treinta y tres años de vida proporcionaron tiempo suficiente para reestructurar la esencia del conocimiento oriental contenido en los Upanishads y los vedas.
7 El Samadhi es una peculiar forma de cognición en la que todos los objetos potencialmente existentes y cognoscibles se experimentan simultáneamente, es decir, pueden conocerse simultánea y ubicuamente por un único conocedor que es no-diferente del universo mismo que él conoce.
8 Debido a la falta de espacio y a la sencillez del presente artículo, no profundizaremos en los estados de cognición asociados a la percepción no-dual. Sin embargo, para el lector que desee profundizar, se aconseja leer y estudiar cuidadosamente cualquiera de las obras escritas por Sesha.

© Asociación Filosófica Vedanta Advaita Sesha 2006-2017 — Aviso legal · Créditos · Mapa del sitio